All Posts By

Bilastina

rinitis-alergica-asma

Validación de los ítems de ARIA para evaluar el control de la rinitis alérgica (ARIA-C)

By | Artículos seleccionados, Nuevo

Valero A, Del Cuvillo A, Navarro AM, Colás C, Sastre J, Mullol J.

(publicación electrónica antes de la impresión, 25 de mayo de 2020). Allergy. 2020;10.1111/all.14418. doi:10.1111/all.14418.

La rinitis alérgica es una enfermedad crónica de prevalencia alta que afecta a la calidad de vida. El sistema de clasificación original de la Guía ARIA (del inglés, Allergic Rhinitis and Its Impact on Asthma) usa 4 ítems (sueño, actividades o deporte diarios, rendimiento laboral o escolar y síntomas molestos) y define la rinitis alérgica como leve (ningún ítem afectado) o moderada-grave (de 1 a 4 ítems afectados).Se propuso una clasificación ARIA modificada (mARIA) y validada de tres niveles para distinguir la rinitis alérgica moderada (de 1 a 3 ítems afectados) de la grave (4 ítems afectados).

El objetivo de este estudio prospectivo, observacional y transversal fue usar los 4 ítems originales de ARIA para validar una evaluación en tres niveles del control de la rinitis alérgica (ARIA-C): controlada, parcialmente controlada y no controlada, mediante la estimación del control de los síntomas, el deterioro de las actividades y la función respiratoria.

Participaron 252 adultos con rinitis alérgica moderada o grave según los criterios de gravedad mARIA y una puntuación total de los síntomas nasales reflexivos (rTNSS) ≥ 8. Los participantes continuaron con su tratamiento habitual y se les entrevistó dos veces al mes.Se recogieron datos sociodemográficos, enfermedades concurrentes, sensibilización alérgica, gravedad de la rinitis alérgica e impacto en la calidad de vida.Además, se evaluó el control de los participantes con la versión validada en español de la prueba de evaluación de control de la rinitis (RCATe).

En el momento basal, el 20 % de los participantes presentaban rinitis alérgica controlada según ARIA-C. Durante el seguimiento, el 30 % de estas estuvieron controladas y un 40 % parcialmente controladas.

Se evaluó el control de la enfermedad y se observó que las tres categorías de ARIA-C pueden discriminar de manera efectiva entre rinitis alérgica controlada, parcialmente controlada y no controlada. Los resultados de la validación en cuanto a la fiabilidad de las pruebas, la validez convergente, la discriminación entre grupos y la capacidad de respuesta al cambio fueron favorables y estadísticamente significativos.

Estos resultados parecen indicar que ARIA-C puede usarse para detectar más rápido a los pacientes con un control inadecuado de la rinitis alérgica o para facilitar la comunicación con sus especialistas.

Sólo profesionales sanitarios registrados pueden ver este documento

Acceder
Rinitis Alergica

Validación de la app MASK-air® para la evaluación de la rinitis alérgica

By | Artículos seleccionados, Nuevo

Sastre J, Del Cuvillo A, Colás C, et al.

Allergy. 2020 May 25. doi: 10.1111/all.14415. Online ahead of print.

Se ha demostrado la utilidad de una aplicación móvil (MASK-air®) en la evaluación del comportamiento de los pacientes de rinitis alérgica. Esta app mide los síntomas generales, nasales, oculares y asmáticos con una escala visual y la toma diaria de medicación.

El objetivo de este estudio fue validar la app para la rinitis alérgica, en comparación con un cuestionario por escrito durante un mes.

Se asignaron de manera aleatoria 252 participantes a uno de dos grupos: participantes con rinitis alérgica que usaron a diario la versión española de la app y participantes a los que se les pidió completar el cuestionario los días 1, 3, 7, 14, 21 y 28 y también en una visita final una semana más tarde.

La utilidad de la app de rinitis alérgica se evaluó en los momentos basal y final mediante el cuestionario de la prueba de evaluación de control de la rinitis. Otros criterios de evaluación de rinitis alérgica fueron el cumplimiento terapéutico, la puntuación total de los síntomas nasales reflexivos, la puntuación de los síntomas oculares, la clasificación de la gravedad con la ARIA modificada, un cuestionario sobre la calidad de vida y el uso diario de escalas analógicas visuales para los síntomas nasales, conjuntivales, asmáticos y globales para los síntomas alérgicos en general, y la prueba de control del asma para los pacientes asmáticos en los momentos basal y final del estudio. La satisfacción de los participantes y especialistas con la app se evaluó mediante una escala de Likert.

La mayoría de los participantes del grupo de la app (90 %) la habían descargado en su teléfono inteligente y el 92 % de ellos la usó. La mayoría de los usuarios (88 %) comunicaron sentirse satisfechos o muy satisfechos con la app, y un 72 % de los especialistas manifestaron que sus pacientes estaban satisfechos.

Al final del estudio, se observó una mejora importante en la puntuación del instrumento Rhinitis Control Assessment Tool, pero sin diferencias significativas o con relevancia clínica entre los grupos. Tampoco hubo diferencias entre los grupos con respecto al resto de criterios de evaluación.

En este estudio se demostró que la app contribuyó a la mejora de la rinitis alérgica con la misma eficacia que el cuestionario escrito. Se ha comprobado que la app MASK-air® es práctica y útil.

Sólo profesionales sanitarios registrados pueden ver este documento

Acceder
urticaria angioedema hipersensibilidad

Los autoanticuerpos IgM e IgA contra FcεRIα, además de los IgG, son frecuentes y se asocian a los marcadores de enfermedad de la urticaria espontánea crónica

By | Artículos seleccionados, Nuevo

Altrichter S, Zampeli V, Ellrich A, Zhang K, Church MK, Maurer M.

Allergy. 2020 May 23. doi: 10.1111/all.14412. Online ahead of print.

La urticaria crónica espontánea (UCE) es una enfermedad dermatológica mediada por mastocitos y caracterizada por la recurrencia de ronchas transitorias, angioedema o ambos durante más de 6 semanas. Los autoanticuerpos IgG contra el receptor de IgE de alta afinidad, FcεRIα, están involucrados en la patogenia de la urticaria crónica espontánea asociada a autoinmunidad.

El objetivo de este estudio fue desarrollar un ELISA para analizar las concentraciones séricas de autoanticuerpos IgG, IgM e IgA contra FcεRIα y estudiar si la presencia de estos se relaciona con las manifestaciones clínicas de la UCE, como la respuesta a las pruebas cutáneas con suero propio (ASST, por sus siglas en inglés).

Se examinaron las muestras séricas de 35 personas con UCE y de 52 controles sanos mediante ELISA para los autoanticuerpos IgG, IgM e IgA frente a FcεRIα. El 24 % de los pacientes con UCE presentaron concentraciones séricas elevadas de IgG anti-FcεRIα en comparación con el 6 % de los controles sanos. Las concentraciones de IgM e IgA fueron positivas en más de la mitad de las personas con UCE en comparación con el 5 % en el caso de los controles sanos. Los valores elevados de autoanticuerpos IgM, pero no de IgG ni IgA, fueron significativamente más frecuentes entre los pacientes de UCE con ASST positiva (72 %) en comparación con los pacientes con ASST negativa (33 %). Además, las concentraciones elevadas de IgM anti-FcεRIα, pero no de IgG ni IgA, se asociaron a recuentos bajos en sangre de eosinófilos y basófilos.

En conclusión, las personas con UCE presentan un aumento de las concentraciones séricas de IgM anti-FcεRIα, que puede relacionarse con las características de la UCE autoinmune.

Sólo profesionales sanitarios registrados pueden ver este documento

Acceder
enfoque rinitis alergica

Rinitis alérgica local revisada

By | Artículos seleccionados, Nuevo

Vardouniotis A, Doulaptsi M, Aoi N, Karatzanis A, Kawauchi H, Prokopakis E.

Curr Allergy Asthma Rep. 2020 May 19;20(7):22. doi: 10.1007/s11882-020-00925-5.

La rinitis crónica se puede clasificar en alérgica y no alérgica. La rinitis alérgica es una enfermedad inflamatoria de la mucosa nasal con síntomas como rinorrea, estornudos, picor y congestión nasales. Se caracteriza por una inflamación eosinofílica debido a la sensibilización a los aeroalérgenos estacionales y perennes mediada por IgE.La rinitis no alérgica representa un grupo muy heterogéneo de alteraciones caracterizadas por una inflamación inmunológica o neurógena (rinitis hormonal, rinitis del anciano, rinitis gustativa, rinitis inducida por fármacos y rinitis ocupacional).

La rinitis alérgica local (RAL) no es ni rinitis alérgica clásica ni rinitis no alérgica. Sus síntomas, tiempo de evolución, gravedad y complicaciones son parecidos a los de la rinitis alérgica y afectan a adultos y niños. Se caracteriza por una respuesta alérgica nasal localizada y por la ausencia de atopia sistémica, ya que los anticuerpos IgE específicos se producen a nivel local. Se detectó un patrón Th2 de infiltración celular de la mucosa durante la exposición natural a los aeroalérgenos y una respuesta positiva a la prueba de provocación nasal con alérgeno (NAPT, por sus siglas en inglés), con liberación de mediadores inflamatorios como mastocitos, eosinófilos, IgE, linfocitos B y T.

La RAL es una entidad infradiagnosticada que afecta a un número importante de personas con rinitis crónica, sobre todo en los países mediterráneos. Se trata de una enfermedad crónica con tendencia a empeorar y se asocia a síntomas bronquiales y conjuntivitis. El diagnóstico es difícil y debe basarse en una historia clínica detallada, en la demostración de una respuesta alérgica nasal a aeroalérgenos mediante la NAPT en los pacientes con una prueba intraepidérmica negativa e IgE sérica indetectable, y en la exclusión de rinosinusitis crónica con o sin pólipos nasales.

Los antihistamínicos orales y los corticosteroides intranasales, solos o en una formulación intranasal de fluticasona y azelastina para los casos graves, son las dos formas tradicionales de tratamiento de la rinitis alérgica. La experiencia clínica indica que la efectividad de estos fármacos es parecida en los pacientes con RAL. Además, se ha demostrado que la inmunoterapia subcutánea es efectiva y se tolera bien en la RAL. Un diagnóstico precoz correcto mediante la provocación con alérgenos nasales permite establecer un tratamiento etiológico, que mejoraría la calidad de vida y prevendría el desarrollo de enfermedad de las vías respiratorias bajas.

Sólo profesionales sanitarios registrados pueden ver este documento

Acceder

Tratamiento de la enfermedad respiratoria alérgica en la era de la COVID-19: informe de EUFOREA

By | Artículos seleccionados, Nuevo

Glenis K S, Peter W H, Claus B, et al.

World Allergy Organ J. 2020 May 16;100124. doi: 10.1016/j.waojou.2020.100124. Online ahead of print.

La infección aguda por el CoV-SARG-2 (de la COVID-19) y el inicio de la rinitis alérgica estacional comparten algunas manifestaciones clínicas que se pueden confundir, en especial en quienes presentan los síntomas por primera vez. La tos y la fiebre son los síntomas más notables de la COVID-19, mientras que la conjuntivitis y el picor lo son de la rinitis alérgica. La anosmia repentina y completa puede ser un signo inicial de la infección por CoV-SARG-2, por lo que diferenciará la COVID-19 de la rinitis alérgica. Los equipos de expertos de EUFOREA elaboran un resumen de recomendaciones para las personas con rinitis alérgica estacional.

Puesto que el 44 % de la transmisión de la COVID-19 se produce a partir de personas asintomáticas, es importante vigilar lo mejor posible la rinitis alérgica estacional para disminuir síntomas, tales como los estornudos, la rinorrea o la tos, que pueden ser los causantes de la propagación del virus mediante la formación de aerosoles por aquellos que no se dan cuenta de que también padecen COVID-19.

Los expertos recomiendan iniciar rápido el tratamiento de la rinitis alérgica estacional y aplicarlo con regularidad durante la temporada polínica. Se deben evitar los corticosteroides sistémicos porque inhiben el sistema inmunitario. No existe ninguna contraindicación para el uso de corticosteroides intranasales, ya que no disminuyen la inmunidad y normalizan la estructura y función de la mucosa nasal. Los inhaladores para el asma deben seguir utilizándose como hasta entonces y administrarse de manera regular para mantener la estabilidad durante la temporada polínica. Los corticosteroides inhalados y las combinaciones de estos con broncodilatadores, agonistas β de acción larga, protegen frente a las crisis asmáticas producidas por virus y pueden tener un efecto beneficioso en la COVID-19. Asimismo, los pacientes con asma más grave o rinosinusitis crónica grave con pólipos nasales deben seguir tratándose con biofármacos para evitar el agravamiento de esas enfermedades. Si es factible para el sistema sanitario, se debe continuar la inmunoterapia específica con alérgeno (AIT, por sus siglas en inglés) en curso, siempre y cuando no se haya diagnosticado una infección por CoV-SARG-2 (COVID-19). No se recomiendan nuevos tratamientos con AIT, excepto la inmunoterapia sublingual, que solo requiere administrarse con supervisión.

En caso de infección por CoV-SARG-2, los pacientes asmáticos con exacerbaciones graves causadas por virus podrían necesitar corticosteroides orales. Los AINE, cuyo uso se sugirió evitar en todos los pacientes posibles, son vitales en casos de asma sensible a AINE.

Sólo profesionales sanitarios registrados pueden ver este documento

Acceder

Envíanos un caso clínico real y obtén una invitación para el Congreso EAACI 2021

By | Noticias

Con la participación de renombrados líderes de opinión en el jurado, estamos deseando recibir vuestras experiencias clínicas.

Únete a nosotros en bilastina.com y podrás conocer todos los detalles para participar en Bilastine EAACI 2020 Real World Clinical Case Challenge.

Tema:

Pacientes alérgicos multidisciplinares de la vida real que requieren el uso de antihistamínicos (AH).

Métodos:

Casos multidisciplinares del mundo real que requieren el uso de AH. Los casos deberán acompañarse de evidencia bibliográfica. Cualquier discusión referida al uso fuera de indicación debería ser considerada únicamente como opinión de experto. Este concurso está dirigido a profesionales médicos que tratan pacientes con patologías que requieren AHs.

Los casos presentados deberían enfocarse en el uso de antihistamínicos en enfermedades como la rinitis alérgica , la rinoconjuntivitis o la urticaria, además de patologías de menor severidad como la vasculitis urticarial o afecciones de la piel.

Jurado del concurso:

Los miembros del panel serán: Prof I. Ansotegui, Prof. M. Church. y el Dr. P. Rodriguez del Rio.

Los miembros del panel se asegurarán de que los casos incluyan algunas de las siguientes cuestiones:

  • ¿Cuál es el caso y el impacto de la enfermedad?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento, y qué tratamientos se habían usado previamente?
  • ¿Por qué los antihistamínicos podrían funcionar en este caso, y cuáles fueron los resultados de su uso?
  • ¿Ocurrió algún evento? En caso afirmativo, descríbelo.
  • ¿Ocurrió algún efecto adverso? En caso afirmativo, descríbelo.
  • ¿Existen circunstancias especiales relacionada con este caso particular? ¿Cuáles son? ¿Qué lecciones se han aprendido?

El panel debatirá sobre la información presentada y el uso de AHs. Durante una reunión del jurado, cada miembro del panel de expertos presentarán 3 casos seleccionados, seguidos por un grupo de discusión tras el que se realizará una votación final de consenso para seleccionar a los 3 ganadores de las invitaciones para el Congreso EAACI 2021. El panel también revisará y seleccionará X casos para incluirse en una publicación.

La decisión será publicada en esta página web.

Los participantes en el concurso serán incluidos como autores de esta publicación y cederán sus derechos de copyright para este propósito. La publicación final será alojada para descarga gratuita en esta página web.

Nivel de dímero D en plasma

Eficacia y seguridad del aporte complementario de vitamina D activa en pacientes con urticaria crónica espontánea

By | Artículos seleccionados, Nuevo

Ahmed Mohamed A, Hussein MS, Salah EM, Eldemery A, Darwish MM, Ghaith DM, Attala RA, El Borolossy R.

J Dermatolog Treat. 2020 Apr 29:1-22. doi: 10.1080/09546634.2020.1762838. [Artículo publicado electrónicamente antes que en versión impresa]

La urticaria crónica espontánea es una de las enfermedades dermatológicas más frecuentes, y se caracteriza por la recurrencia de ronchas transitorias, angioedema o ambas durante más de 6 semanas. La vitamina D desempeña una función prioritaria en la homeostasis ósea, y también una acción inmunomoduladora en la inmunidad innata y en la adaptativa. En algunos estudios se ha demostrado que la vitamina D interviene en la mejora de los síntomas de la urticaria crónica.

El objetivo de este estudio fue analizar la asociación entre las concentraciones séricas de vitamina D y la urticaria crónica espontánea y evaluar su eficacia y su seguridad.

En el estudio se incluyeron 77 participantes con urticaria crónica espontánea y 67 controles sanos. Se aleatorizaron para recibir 0,25 µg diarios de alfacalcidol o placebo durante 12 semanas.

Al inicio del estudio, los participantes con urticaria crónica espontánea tenían una cantidad de vitamina D en suero significativamente menor que los controles sanos. Doce semanas después de la administración de alfacalcidol, los participantes con urticaria crónica espontánea exhibieron concentraciones séricas de vitamina D significativamente más altas que las de los tratados con placebo. Además, las concentraciones séricas medias de IL-6, PCR y TNFa también disminuyeron de manera significativa en estos participantes.

Aunque la falta de vitamina D es más frecuente en las personas con urticaria crónica espontánea, es posible que el aporte complementario de alfacalcidol tenga un efecto beneficioso como tratamiento adyuvante de la urticaria crónica espontánea, y sin efectos secundarios relacionados.

Sólo profesionales sanitarios registrados pueden ver este documento

Acceder

Consenso internacional de expertos en el tratamiento de la rinitis alérgica (RA) agravada por los contaminantes atmosféricos. Impacto de la contaminación atmosférica en los pacientes con RA: conocimientos actuales y estrategias futuras.

By | Artículos seleccionados, Nuevo

Naclerio R, Ansotegui IJ, Bousquet J, Canonica GW, D’Amato G, Rosario N, Pawankar R, Peden D, Bergmann KC, Bielory L, Caraballo L, Cecchi L, Cepeda SAM, Chong Neto HJ, Galán C, Gonzalez Diaz SN, Idriss S, Popov T, Ramon GD, Ridolo E, Rottem M, Songnuan W, Rouadi P.

World Allergy Organ J. 2020 Apr 3;13(3):100106. doi: 10.1016/j.waojou.2020.100106. eCollection 2020 Mar.

La exposición a la contaminación y el cambio climático empeoran los síntomas en personas con rinitis alérgica. El objetivo de este estudio fue resumir las conclusiones de un consenso internacional de expertos en el tratamiento de la rinitis alérgica agravada por la contaminación atmosférica.

Gracias a estudios epidemiológicos y clínicos, se ha demostrado que la exposición conjunta a aeroalérgenos y contaminantes tiene un efecto inmunitario que provoca las respuestas inflamatorias, ya que se reclutan células inflamatorias, citocinas e interleucinas. Además, es posible que un componente neurógeno, tras entrar en contacto con irritantes ambientales, actúe como mediador de los síntomas de rinitis alérgica. En otros estudios en los que se realizaron provocaciones con alérgenos y exposiciones a contaminantes específicos, se propone que la contaminación puede exacerbar las enfermedades alérgicas de las vías respiratorias y aumentar la sensibilidad.

Aunque ha habido avances en la comprensión de las vías del mecanismo inflamatorio de las vías aéreas, faltan pruebas sobre las ventajas del tratamiento de la rinitis alérgica agravada por la contaminación. Se ha probado que la fexofenadina, un antihistamínico oral no sedante, mejora los síntomas de la rinitis alérgica agravada por la contaminación; sin embargo, se necesitan más estudios con otros antihistamínicos relacionados para probar el alivio de los síntomas resultantes de la exposición conjunta a la contaminación y a los alérgenos.

Aun así, una estrategia individual y cuidadosa que evite las medidas y la farmacoterapia convencional pueden mejorar los síntomas de la rinitis alérgica y la contaminación atmosférica.

Sólo profesionales sanitarios registrados pueden ver este documento

Acceder
vitamina modulador rinitis

Definición de biomarcadores para predecir los síntomas de la exposición natural al polen en sujetos con y sin alergia

By | Artículos seleccionados, Nuevo

Gökkaya M, Damialis A, Nussbaumer T, Beck I, Bounas-Pyrros N, Bezold S, Amisi MM, Kolek F, Todorova A, Chaker A, Aglas L, Ferreira F, Redegeld FA, Brunner JO, Neumann AU, Traidl-Hoffmann C, Gilles S.

J Allergy Clin Immunol. 2020 Apr 6. pii: S0091-6749(20)30419-X. doi: 10.1016/j.jaci.2020.02.037. [Artículo publicado electrónicamente antes que en versión impresa]

La exposición al polen transportado por el aire es la causa principal de la rinitis alérgica estacional. Esta exposición produce respuestas inmunitarias alérgicas locales y sistémicas en personas sensibilizadas y no sensibilizadas. Los mecanismos de acción de la manifestación de los síntomas de la exposición natural al polen no se comprenden en su totalidad. El objetivo de este estudio fue vigilar la respuesta inmunitaria humoral de la exposición natural al polen para clasificar y conocer los biomarcadores nasales para la intensidad de los síntomas estacionales, así como para identificar los factores protectores.

Entre noviembre de 2015 y octubre de 2016, se incluyeron 50 participantes con rinitis alérgica estacional y con rinitis no alérgica. Se realizó un seguimiento inmunológico cada dos semanas durante la temporada polínica principal y cada cuatro semanas fuera de ella, para comparar la cinética de las respuestas inmunitarias humorales y las diferencias transversales e interestacionales de las concentraciones en suero y en las secreciones nasales de los isotipos de inmunoglobulinas (totales y específicas para la Bet v 1), las cadenas ligeras libres de las inmunoglobulinas y las quimiocinas.Las variables del sistema inmunitario nasal se titularon con un análisis de componentes principales, no supervisado, y cada variable aislada se correlacionó con la intensidad estacional mediante la prueba de Spearman.

En los participantes con rinitis alérgica estacional, los síntomas se manifestaron desde el mismo día de la exposición al polen aerotransportado o hasta trece días después, en función del tipo de polen. Cuatro de los siete participantes no alérgicos también presentaron síntomas estacionales. Los participantes no alérgicos presentaron menor acumulación de síntomas que los que padecían rinitis alérgica estacional, pero la cinética de exposición polínica fue semejante. Los participantes con rinitis alérgica estacional presentaron unas concentraciones nasales más altas de eotaxina 2, MDC y MCP-1, y los participantes sin alergia presentaron niveles más elevados de IL-7. El análisis de componentes principales no supervisado y las correlaciones de Spearman identificaron la IL-8, la IL-33, los anticuerpos IgE e IgG4 específicos de Bet v 1 como factores pronósticos de la intensidad de los síntomas estacionales.

La IL-8, la IL-33, y las IgG3 e IgE específicas, de las secreciones nasales, podrían ser biomarcadores predictivos para la manifestación de los síntomas específicos de la exposición al polen, con independencia de la atopia, si bien parece que los isotipos de IgA e IgG específicos frente al polen son posibles protectores dentro del compartimento humoral.

Sólo profesionales sanitarios registrados pueden ver este documento

Acceder
skin microdyalisis

Urticaria crónica en el entorno de la práctica clínica en la vida real del Reino Unido: resultados del estudio observacional multicéntrico AWARE.

By | Artículos seleccionados, Nuevo

Savic S, Leeman L, El-Shanawany T, Ellis R, Gach JE, Marinho S, Wahie S, Sargur R, Bewley AP, Nakonechna A, Randall R, Fragkas N, Somenzi O, Marsland A.

Clin Exp Dermatol. 2020 Apr 4. doi: 10.1111/ced.14230. [Artículo publicado electrónicamente antes que en versión impresa]

La urticaria crónica es un conjunto de alteraciones de la piel, tales como la urticaria crónica espontánea o la urticaria crónica inducible. Cursa con ronchas pruriginosas o angioedema durante períodos superiores a 6 semanas. El objetivo de este estudio fue proporcionar información que demostrase el impacto en la vida real de la urticaria crónica en el Reino Unido.

El estudio observacional AWARE (del inglés A World-wide Antihistamine-Refractory chronic urticaria patient Evaluation) recogió datos de una muestra representativa de pacientes con urticaria crónica de todo el mundo. Se analizó una subpoblación de pacientes británicos de entre 18 y 75 años diagnosticados de urticaria crónica espontánea refractaria a antihistamínicos H1.

En los análisis basales se incluyeron 252 pacientes británicos, en su mayor parte mujeres (77,8 %), con una actividad de la enfermedad de intensidad moderada o grave y un componente espontáneo para la urticaria crónica. Entre las enfermedades concomitantes se encuentran la depresión o la ansiedad (24,6 %), el asma (23,8 %) y la rinitis alérgica (12,7 %). El 57,9 % de los pacientes había recibido tratamiento. Su puntuación media en el Dermatology Life Quality Index (Índice de calidad de vida en Dermatología) fue 9,5 y también informaron de la reducción de la actividad y la productividad laborales.Estos pacientes refirieron una gran demanda de recursos sanitarios. La gravedad de la urticaria crónica espontánea se relacionó con el sexo, la obesidad, la ansiedad y el diagnóstico.

Solo el 28,5 % de los pacientes británicos completaron las nueve visitas del estudio, lo cual limita el análisis de las pautas de tratamiento prolongado y del impacto de la enfermedad. Los pacientes con urticaria crónica comunicaron unas tasas altas de utilización de los recursos sanitarios y una disminución de la calidad de vida, la productividad laboral y la actividad en el momento basal, lo cual destaca la necesidad de garantizar una gestión adecuada para optimizar la calidad de vida del paciente y reducir el coste socioeconómico de la urticaria crónica en el Reino Unido.

Sólo profesionales sanitarios registrados pueden ver este documento

Acceder

La información que está a punto de visualizar está dirigida únicamente a los profesionales sanitarios aptos para prescribir o dispensar medicamentos. La correcta utilización de su contenido requiere de formación como profesional sanitario.

Debe hacer clic en Aceptar para confirmar que es usted profesional de la salud y continuar con la navegación.

ACEPTAR